Divide y vencerás

Especiales, Recientes No hay comentarios en Divide y vencerás 12

Por Manuel J. Jáuregui
No serán buenos para muchas otras cosas, pero para aplicarles la “quebradora” a sus rivales políticos el PRI se pinta solo.
Ahora tenemos claro en nuestro fuero interno que la llamada “reforma fiscal” tuvo como impulso premeditado y primordial acercarle fondos al Gobierno con fines políticos: es decir, para convertirlos en “municiones” para los CAÑONAZOS del General Obregón -de ésos que dijo nadie resiste- y así DIVIDIR a sus opositores.
Con harta astucia, explotando las debilidades y apetitos de sus rivales, el PRI repartió favores y fondos a lo bestia para poco a poco ir fabricando corralitos y apartados que como a Doña Blanca, los tienen entre pilares de oro y plata.
Puso el PRI el bizcocho de la discordia en el mero centro del salón y se hizo hacia atrás para sólo mirar cómo se destrozan entre sí peleándose las migajas sus antes feroces rivales, hoy reducidos a un rol secundario e irrelevante. Esto a nivel federal y a nivel estatal.
En Nuevo León, por ejemplo, donde antes el PAN estaba fuerte, ahora es una cena de hienas, con renuncias al por mayor de miembros, abandonos al partido y la pérdida incluso de la mayoría simple en el Congreso local a consecuencia de la estampida.

Los desdibujos en el PAN están a la orden del día: la entrevista que dio a éste su periódico el Senador panista Javier Corral lo dice todo: guerras internecinas, división, ambición desmedida y corrupción al por mayor. ¡Ése es el PAN de hoy!
Ahora que la izquierda no se queda atrás: el albiazul está dividido en tres, ¡pero la izquierda en cinco! Es más fácil poner de acuerdo a judíos y palestinos que a las tribus del PRD.
¿Cuál será el resultado de esta exitosa maniobra orquestada magistralmente por los malévolos alquimistas tricolores de “DIVIDE Y VENCERÁS”? ¡Que nadie podrá batir al PRI en las urnas en las elecciones de medio término! Dominarán el Congreso, más de VEINTE y pico gubernaturas y recuperarán municipios importantes que antes perdieron. Su dominio sobre el escenario político nacional será total: quedará sólo una Oposición debilitada, desprestigiada, fragmentada e inefectiva.

Que quede claro: no decimos que esto sea bueno, sólo decimos que eso es lo que está pasando. Y que, para que pudiera lograrse, fue que resultó necesario orquestar una transferencia masiva de fondos del sector privado hacia el sector público vía la mal llamada Reforma Fiscal.
Para hacerle honor al General Obregón y dar de comer a sus invencibles cañones se requiere hacer grande la PIÑATA y que de ella caigan “dulces” para todos: broncos y dóciles, gritones y callados.
Parafraseando al Profe Hank: “Un Gobierno pobre es un pobre Gobierno”.

Determinados a afianzarse en el poder, imponer su agenda y recuperar terreno perdido muy claro tuvo el PRI actual que requería de recursos abundantes para doblegar a sus rivales a puro “cañonazo de 50 mil”… ¡sólo que ahora son de yóyayes!
Una vez entregados es como el perro que come huevos: ¡ni aunque les quemen el hocico!

Haciendo a un lado los gritos y aspavientos, si analizan ustedes la actuación de la Oposición, tanto a nivel partido como a nivel Congreso, se percatarán que lo que hoy les comentamos tiene su fundamento.
Lo malo (o bueno, dependiendo del punto de vista) de esta táctica de divide y vencerás es que una vez roto el huevo nadie lo puede restaurar.
Es decir, el terreno que ha perdido la Oposición, tanto a manos de líderes partidistas quemadísimos como Gustavo Madero, o el inexplicablemente complaciente Chucho Prambrano, es casi imposible de recuperar.
No sólo se requiere un tiempo del que no disponen, sino una recomposición total de cuadros, la cual no se dará, ya que la división ha fragmentado (como al blanquillo estrellado) la integridad estructural de los partidos mismos.
Marginados, debilitados, comiendo de la mano del Gobierno, incapaces serán de recuperar credibilidad y fuerza electoral.
Candidaturas ciudadanas y nuevos partidos son la única solución para que se dé de nuevo en México la competencia política… ¡y los políticos competentes!

Author

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top