Collage de Aniversario, Vol. 1

Especiales, Recientes No hay comentarios en Collage de Aniversario, Vol. 1 33

Por colaboradores de la página “Casa de las Ideas”

 

Permanencia

Por Carlos Eduardo Romo

Nuestro mundo actual no solamente sufre de Covid, también adolece de un déficit de atención e hiperactividad crónicos. Cada vez tenemos menos paciencia y sosiego para pensar, para analizar y para discernir. Las cosas nos duran poco, o nos aburren pronto, o se vuelven obsoletas rápidamente. Nos hemos acostumbrado a recibir todo en forma inmediata, digerido, sencillito y sanitizado. Ideal para nuestra vida de prisas y estrés.

Cuando empezaba el auge del internet y con él nuevas formas de interacción y de comunicación, esbozamos la esperanza de que vendría una nueva era de la iluminación para la humanidad: que tendríamos mas y mejor información a nuestro alcance, que nos conectaríamos más y nos comprenderíamos y nos respetaríamos mejor. Pero desgraciadamente ha ocurrido todo lo contrario: Hoy estamos más polarizados y más divididos, somos más escépticos y nos encontramos más solos que antes. Se impuso la banalidad, la superficialidad, la manipulación, los fake-news y el extremismo.

En un entorno así, hablar de una década de permanencia es todo un logro en cualquier área del quehacer humano, pero lo es aún más en el entorno de la comunicación. Hoy Casa de las Ideas llega a 10 años de vida, y lo ha logrado yendo un poco a contracorriente de este mundo, con la misma propuesta inicial de ser voz plural, reflexiva, propositiva. Escaparate de ideas y opiniones profundas, donde la mente inquieta pueda escapar de esa “fast-food” mediática y zamparse un buen “steak” con copa de vino y servicio de librea y guantes.

Enhorabuena pues para este proyecto que iniciamos con mucha ilusión y compromiso, y que mantenemos con la misma ilusión, compromiso y una buena dosis de obstinación; obstinación por defender las mejores cualidades del ser humano, su capacidad de razonar, de confrontar, de analizar, de evaluar. De crear una opinión propia y no seguir ciegamente la de otros. Y mientras esta inquietud siga existiendo, y existan voces dispuestas a seguir opinando con autenticidad, con veracidad y valentía, Seguirá para ellas habiendo aquí una Casa de las Ideas.

ooOoo

 

Una decena de años…

Por Benjamín Gaxiola Loya

El televidente sabía que habría muy probablemente gresca informativa, debate de opiniones, preguntas de calado, silencios interpretativos, entrevistas provocadoras, ideas confrontadas. El televidente también sabía que no habría invitaciones a modo, cuestionamientos amigables, alfombras mediáticas, picnics informativos, programas de modo.

Durante casi una década “CasadelasIdeas”TV fue el programa de análisis y contenido más valorado del estado de Sonora, la joya de la corona de las barras de opinión en la televisión regional.

Ir como invitado a Casa de las Ideas era saberse en medio de tiburones del bien saber cuestionar al valiente que hacia acto de presencia, para darse un quien vive con la palabra, la esgrima del debate y la propuesta confrontada. Desfilaron desde ex gobernadores hasta candidatos, representantes populares y presidentes de partido, líderes sociales, académicos e investigadores, activistas sociales, ciudadanos inconformes y funcionarios con informes.

Ver “Casa de las Ideas” cuando no había invitado, pero si mesa de debate, era esperar el cloroformo del análisis crudo y sin concesiones en donde nunca hubo lugar para simpatizar por diplomacia o ser obsecuentes por amistad o interés. En la mesa del set de transmisión se acudía a a ser gladiador de las ideas: nada más, pero tampoco nada menos.

Eso fue Casa de las Ideas por casi una década: el programa de opinión más directo, abierto, frontal, plural, cordial, incisivo y explosivo que los anales de la televisión de cable y abierta han registrado en Sonora en los últimos años.

Dado que Casa de las Ideas siempre fue una dualidad integrada por su versión televisiva y su versión informativa, vía portal de internet, esta última afortunadamente aún sigue aportando la opinión de sus destacados colaboradores semana a semana.

En su aniversario número diez, Casa de las Ideas es memoria fresca en su recuerdo televisivo, y presente cierto en su faceta como portal informativo vivo y saludable, a la espera de nuevos proyectos y nuevos retos por encarar y vencer. Retos y proyectos que seguramente pronto habrán de materializarse para bien de la oferta informativa del estado.

Difícil no añorar este tipo de experiencias del periodismo del pretérito reciente. Hacen falta para evitar la entrevista regalada, o el debate amañado. Hacen falta en estos tiempos de pobreza mediática y pequeñez periodística… Si, hacen mucha falta.

ooOoo

 

Aniversario 10 de “CasadelasIdeas

Por Jorge Murillo Chísem

Felicidades a todos los creadores y amables técnicos de CASADELASIDEAS por cumplir 10 años con un medio que nos da la oportunidad de escribir con amor a la verdad y al respeto por la dignidad de las personas, exigiendo el derecho que tenemos a sustentar nuestra opinión y criterio en la forma de ser y vivir.

Porque déjeme recordarle estimado lector, que hace muchos siglos se terminó el Sistema Feudal donde el rey tenía poder ilimitado y las personas convertidas en súbditos mascullaban sus problemas con rabia. No las podían airear porque los dominaba el temor. Pero, al paso de los siglos, convencidos los ciudadanos de convivir con gobiernos democráticos, sienten la libertad de ventear sentimientos postergados. Quizás no han advertido todavía que en la actual democracia ya dejaron de ser súbditos, porque siguen comportándose en ellas como si lo fueran,

¿Qué harán a medida que adviertan la diferencia?  Aquí, en CASADELASIDEAS seguiremos señalando lo que está mal, pero en vez de la queja, usaremos como siempre un nuevo y útil instrumento: La crítica. A la inversa de la queja, que es la expresión de un sentimiento negativo, la crítica supone el análisis severo de una conducta o una situación, para superarla.

Frente a un gobierno democrático y como corolario por los 10 años cumplidos, CASADELASIDEAS pretende continuar ayudando al ciudadano a criticar los problemas que le afectan sin tener que practicar la adulación que nace del temor. Porque si se limita al lamento, no se respeta a si mismo.

El don de la crítica es la invaluable facultad de entrecruzar argumentos en un clima de libertad, dignidad y poder compartido, que adquieren los ciudadanos con la práctica de la democracia.

Author

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top