Casa de las ideas: 10 años de entrega a una pasión

Especiales, Recientes No hay comentarios en Casa de las ideas: 10 años de entrega a una pasión 19

Por Roberto Castañeda

Conocí a Óscar Romo hace muchos años, no en persona, sino por la primera columna de él que mi madre (una asidua lectora) me invito a leer.

Yo entonces era un joven preparatoriano nacido en una familia donde la información y los medios de comunicación eran algo muy propio, ya que mi padre era gerente general de una cadena de periódicos y socio de radiodifusoras, luego entonces, la lectura de columnas era  para mi madre y hermanos algo que estaba por supuesto por encima de las páginas de sociales o deportes de los periódicos, mi padre un hombre callado, dejo siempre  que nuestro pensamiento crítico y lecturas  caminara libre  y sin ataduras a conveniencias económicas o políticas que de seguro pudiera tener.

Más bien fomentaba o acercaba lecturas que pudieran ampliar nuestro criterio, la gran mayoría de ellas sobre crecimiento personal y poesía o filosofía.

Así, mis lecturas de columnas en el imparcial que apenas llegaba en esos años a nuestra ciudad, se ampliaron de joven preferencia entonces por Catón y German Dehesa  a Oscar Romo, en las que encontré gran afinidad de pensamiento que nos ubicaba en una realidad más local, sin dejar por ello de ver el esquema completo de nación a la que fui entendiendo Óscar amaba profundamente.

Años más tarde, con la entrada de la tecnología, Óscar y yo coincidimos como activos internautas de Twitter, una red social que apenas crecía en México y que me brindó la oportunidad de interactuar con aquel reconocido columnista al que yo leía,  su crítica y compromiso social nos empato en el pensamiento e interesante discusiones contra el gobierno estatal de ese entonces, convencidos desde el principio de las muestras del desastre que sería, Óscar fue eco valiente de los reclamos sociales fiel a su tradición periodística y en la convivencia cibernética paso de ser Oscar el columnista a el “Chapo” Romo que se  abría  como el amigo que conocería personalmente mas tarde comprobando su genuino pensamiento y combatividad mediática que lo conservaba como hasta hoy, con una jovialidad y vitalidad que nos acercó en un profundo afecto y respetuosa identificación de ideas a pesar de que la edad nos separa por algunos años.

Su integridad quedo de manifiesto cuando por esas fechas, renuncio a la que fue su casa editorial de años, pero la vida que siempre abre puertas para quien esta dispuesto a seguir en lucha, lo entrego a un nuevo proyecto el de “Casa de las Ideas”  ese espacio que tanto en televisión como en forma digital nos ofreció la oportunidad de seguirlo leyendo y aprendiendo de quien abierto siempre a la discusión de ideas, permanece fiel a sus condiciones sociales.

Óscar Romo, mi querido amigo,  es como escribió Amado Nervo, el Arquitecto de su propio destino, antes construyo edificaciones, hoy construye conciencia social, el como arquitecto sabe que las ideas pueden convertirse en realidades y que la realidades pueden ser cambiadas para formar mejores sociedades.

Enhorabuena mi querido amigo hoy cumples 10 años  de “Casa de la Ideas”, 10 años de aportar ideas para cambiar y mejorar nuestras realidades.

Author

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top