La oportunidad de Morena

Benjamin Gaxiola Loya, Recientes No hay comentarios en La oportunidad de Morena 32

Morena se debate entre su condición de movimiento al servicio de un proyecto personal — el de su fundador y factótum –, y la necesidad de construirse como partido político.
El rápido y espectacular crecimiento de Morena en todo el país ha tenido la capacidad de ocultar sus principales problemas y vicios, propios de toda organización política en sus primeras etapas.
En lo jerárquico, Morena es una estructura caudillista, vertical y centralizada.
En lo estructural, destaca por ser un conglomerado de tribus, cacicazgos, familias y viejas clientelas que se mezclan artificialmente con nuevos fichajes.
En lo ideológico, es una realidad dual y binaria: justicialista y populista por un lado y contradictoria y cortoplacista por el otro
El mejor ejemplo de ello, son las constelaciones como la que integran el magisterio gordillista, el sindicalismo minero de ala gomezurrietista y a las cuales acompañan ex priistas, ex perredistas leales, obradoristas históricos, panistas extraviados, acomodados, figuras del espectáculo, la farándula, el deporte, la academia y la intelectualidad.
El pragmatismo, la indiscriminada apertura y el ánimo de ganar a toda costa, han hecho el milagro de amalgamar toda ese catálogo de políticos de los más disímbolos signos ideológicos, intereses y vocaciones. Un verdadero inventario de políticos dispuestos a todo. Una Babel poli clasista, abigarrada y saturada de rencor social.
No les falta razón.
Una economía sin mucho impacto en el consumidor diario, una lacerante concentración de la riqueza y cada vez menos oportunidades de movilidad social, son el caldo de cultivo del hartazgo que campea sin freno entre todos los estratos de nuestras comunidades.
Si a eso agregamos el desprestigio de gran parte de nuestra clase política y sus sonados actos de corrupción, impunidad y abuso del poder, se entiende el tamaño de la ira y rechazo del electorado.
Pero el coraje, la furia y la ambición, son malos consejeros que evitan aguzar la mirada y dimensionar los retos que Morena tiene por delante una vez concluido el proceso electoral 2018.
De ganar AMLO la presidencia de la república, Morena difícilmente podrá transitar de movimiento unipersonal como lo es en la actualidad, hacia una tan necesaria institucionalización que la convierta en el partido reformista que muchos desean ver hecho realidad.
En la mejor de las tradiciones del viejo régimen, lo que podría depararle a Morena los próximos años ante la eventualidad de una victoria el próximo 1 de julio, seria una agenda al servicio de los intereses y apetitos exclusivos del obradorismo enquistado, convirtiéndola en el nuevo partido de Estado. Todo partido de Estado, está al servicio del acto de autoridad y del poder.
Utilitarismo y autismo organizacional podrían ser el destino de Morena, carente como esta en estos momentos, de equilibrios internos en su interior, de militantes pensantes y no ayatolescos, sedienta de triunfo, cargos y riqueza en muchos de sus nuevos miembros, pero deficitaria de la luz del liberalismo, responsabilidad de gobierno y visión globalizadora.
Si la victoria de Obrador no se diera, Morena bien pudiera tener frente a si la oportunidad de su vida como partido de reciente acuñación
Jubilado pero no desactivado su fundador, podría ser la ocasión para dimensionarse como una institución plural, democrática, dialogante, constructiva y cohesionada bajo el signo de miembros que compartan un mínimo decálogo de justicia social, derechos humanos de tercera generación, soberanía funcional, real estado de derecho, honestidad y eficacia en la esfera de gobierno.
No más pero no menos. Ese es el reto de Morena al concluir los comicios presidenciales de este 2018. Partido de un solo hombre o partido de muchos hombres.

Benjamín L. Gaxiola
Abril de 2018

Author

Benjamin Gaxiola Loya

Benjamin Gaxiola Loya (Hermosillo, Sonora, 16 de Marzo de 1970) es Profesor Universitario desde hace varios aÒos. De formacion Abogado e Historiador se ha desempeÒado ademas de la docencia y la abogacia, en el servicio publico y como asesor en el Poder Legislativo. En la administracion publica ha colaborado desde la Presidencia de la Republica y la Secretaria de Educacion Publica hasta la Secretaria del Ayuntamiento de Hermosillo recientemente, asi como en la Camara de Diputados del Congreso de la Union en la pasada legislatura y en la Camara de Diputados del estado de Sonora aÒos atras. Ha sido columnista en diferentes medios de comunicacion escritos de la localidad asi como analista en radio y television. De igual forma ha sido Secretario de la Sociedad Sonorense de Historia, A.C. asi como capacitador en tematicas educativas, politicas e historicas en distintas instituciones del sector publico y privado del estado.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top