El financiamiento y los pluris

Benjamin Gaxiola Loya, Recientes No hay comentarios en El financiamiento y los pluris 9

Costo mucho esfuerzo, recursos y tiempo el institucionalizar el financiamiento con dinero público a los partidos políticos. De igual manera, lo concerniente a los llamados representantes populares plurinominales.
El temblor del pasado 19 de septiembre de este 2017 hizo estallar — entre otras — una vieja rabia social.
Rabia y frustración añeja y contenida por décadas en el subsuelo del mundo político de México.
Encono e ira de millones de ciudadanos contra la forma como está diseñada y estructurado el mundo de la política, los políticos y los partidos en nuestro país. Un mundo kafkiano donde el México real choca con el México aparente.
El rencor social quiere sangre y la desaparición de las prebendas y privilegios de que gozan los nuevos mirreyes en nuestro país. No más dinero y freno al abuso entre quienes mandan y ordenan en la partidocracia mexicana.
Fue tanta la presión de los vociferantes reclamantes, afectados por el temblor y sobre todo, por la emergente energía social de quienes salieron a la calle a rescatar damnificados y a protestar contra las instituciones y sus personajes, que los partidos políticos tomaron la iniciativa de ofrecer lo antes inimaginable. Todos parejos.
Y es que resulta de alucinación escuchar a los partidos políticos, en voz de sus dirigencias formales, ofrecer a los afectados y para la reconstrucción del país, el dinero de sus cuentas bancarias y la desaparición de sus espacios legislativos plurinominales.
¿De dónde emergió tanta y espontanea generosidad y compromiso con los dolores de la patria?
Sea calentura electoral, arrebato mediático o un frio cálculo político, cabe recordar el dicho chino: “Cuidado con lo que deseas. Se te puede hacer realidad”.
Desaparecer el financiamiento público a los partidos políticos, es entregarlos al financiamiento privado. Financiamiento riesgoso por naturaleza y conveniencia. Financiamiento privado que atenta contra la equidad con que las reformas reyesherolianas de finales de los 70’s, buscaron equilibrar la lucha por el poder en abono a los diputados de representación de las minorías en los recintos legislativos.
Por si fuera poco servía además lo anterior, para la erradicación de la vía violenta y armada ante la cerrazón de quien ganaba todo y excluía a todos.
Cada diputado o senador pluri era una bomba o un fusil menos en las calles, en la compulsiva década de la guerrilla urbana y la protesta acumulada de los que no le podían ganar al Leviatán de entonces.
Eliminar la representación plurinominal, es sacrificar el principio de minorías que se retrataban y proponían en el espectro legislativo y dejarle todo el pastel a un solo actor por hegemónico que fuera. La política aritmética del todo o nada, aquí y ahora.
Nadie defiende la salud de nuestra partidocracia. Urge su saneamiento. Ello se traduce en menos financiamiento a los partidos, mayores auditorias, eficientizacion de gastos en tiempos de campaña y muchas otras medidas.
Lo mismo para la oferta plurinominal. Disminución de su número, no despotismo ni cuatachismo ni compadrismo, mejores y modernas fórmulas de elección por listas abiertas y a escrutinio del electorado, exigencia de mejores perfiles, transparencia y rendición de cuentas a su labor parlamentaria.
El debate debe ser frio, objetivo, atemporal y con altura de miras. No hacerlo así es retroceder secuestrados por el volcanismo de las masas. Masas agraviadas pero también masas — la mayoría de las veces — iracundas, ajusticiadoras, arrebatadas, irracionales.
Los demonios andan sueltos. Se buscan domadores de demonios.

Benjamín L. Gaxiola
Octubre de 2017

Author

Benjamin Gaxiola Loya

Benjamin Gaxiola Loya (Hermosillo, Sonora, 16 de Marzo de 1970) es Profesor Universitario desde hace varios aÒos. De formacion Abogado e Historiador se ha desempeÒado ademas de la docencia y la abogacia, en el servicio publico y como asesor en el Poder Legislativo. En la administracion publica ha colaborado desde la Presidencia de la Republica y la Secretaria de Educacion Publica hasta la Secretaria del Ayuntamiento de Hermosillo recientemente, asi como en la Camara de Diputados del Congreso de la Union en la pasada legislatura y en la Camara de Diputados del estado de Sonora aÒos atras. Ha sido columnista en diferentes medios de comunicacion escritos de la localidad asi como analista en radio y television. De igual forma ha sido Secretario de la Sociedad Sonorense de Historia, A.C. asi como capacitador en tematicas educativas, politicas e historicas en distintas instituciones del sector publico y privado del estado.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top