Derecho de admisión

Benjamin Gaxiola Loya, Recientes No hay comentarios en Derecho de admisión 187

El partido político de Andrés Manuel López Obrador irrumpe la escena política y electoral sonorense con brío. La elección de Alfonso Durazo como su nuevo dirigente estatal, le proporciona a la Morena sonorense la dosis de experiencia, relaciones estratégicas y visión de oposición de fondo que tanto requería. Con su llegada al pandero estatal, podría iniciar una nueva etapa rumbo a la institucionalización de esa fuerza política de cara al 2018.

Sin embargo no son pocos los retos que el oriundo de Bavispe, ex colosista, secretario particular del expresidente Vicente Fox y recién ex legislador federal tiene frente a su probada vocación de trabajo y flexibilidad de estilo.

Durazo llega a encabezar un partido político de recién cuño y fantasmal densidad política  en la geografía local no obstante el crecimiento logrado por Morena en otras latitudes.

La anterior dirigencia fundacional de Javier Lamarque y compañía, si acaso sirvió para medio formalizar una base social tan raquítica que apenas se nota por  su nulo activismo y gestión social en municipios y distritos, con resultados electorales tan magros como inciertos en su identificación con el partido.

Morena es hoy por hoy, partido de un solo hombre. AMLO es su dueño y como tal actúa. La generación de cuadros y la institucionalidad funcional de Morena debería ser por lo tanto el primer objetivo a lograr si no desean mermar al partido con mayor crecimiento nacional, en un instituto con lealtades basadas en razones personales y no en razones ciudadanas basadas en propuestas, ideas y postulados de largo alcance. Institucionalizar es sobrevivir.

La lucha en el espectro de los medios de comunicación debe dejar de serle ajena a Morena a la brevedad si no quiere nacer muertos. La presencia entre el colectivo social no basta con el contacto personal, el trabajo de campo o los beneficios que arrojan la gestión a sus problemas mas básicos. Partidos y movimientos  políticos que no aparezca en espectaculares, radio, televisión y redes virtuales no tiene grandes posibilidades de buenas cosechas. Visibilidad es el nombre del juego.

Evitar la perredizacion de Morena  resulta igualmente de urgente apremio. Una cosa es negociar para arribar y otra negociar por negociar ante quienes nada son y representan. El esquema de tribus y chantaje a cuadros y liderazgos vulgares y bursatilizados en la Bolsa Sonorense de Valores  al Mejor Postor, seria la lapida de Morena si no se tiene cuidado y seguimiento a las figuras que sean aceptadas en sus filas. El mal histórico de las izquierdas en Mexico.

Si Morena no desea llegar a componendas con el resto de las oposiciones partidistas en este momento, deberá forjar su propio patrimonio político y de recursos humanos para no nadar concertando alianzas de ultima hora cuando los comicios arriben y que tan riesgosas y costosas resultan ser. Se buscan políticos no burócratas de partido. Bendito el que posee y no vive de prestado.

Trabajo, visión, organización, disciplina, recursos materiales, inclusión, discurso, agenda y astucia política son las piedras angulares de este edificio que su nuevo dirigente y muchos que creen en la causa lopezobradoriana, desean conseguir pensando en el 2018 y en un relevo de opciones en el mundo de las fuerzas progresistas sonorenses.

Durazo no llega solo a la presidencia de Morena Sonora, pero podría estar muy solo pronto si se deja cooptar por las inercias, el desencanto, la no respuesta ciudadana o lo que es peor, el embate de los iniciales morenos que se auto-asuman como una especie de padres putativos con derecho a condicionar la renovación de las izquierdas en su conjunto.

Su pregón de purismo ideológico que no se aviene con las necesidades de un partido en formación que necesita de todos. A la izquierda mexicana no la ha matado sus rivales sino sus propios hijos.

“Clasismo, autoritarismo, elitismo, exclusión, derechización, fascismo, espartaquismo”, gritaran los radicales e iluminados de siempre. Poco valen sus dichos porque poco vale su trayectoria. Profesionales de la limosna gubernamental, le urge a Morena ponerle distancia a esa cultura de la negociación en lo oscurito y de la facción como patria chica de los vividores que como termitas carcomen por dentro.

Se reserva el derecho de admisión podría ser la divisa de Morena en Sonora. Como dice el dicho: mejor solo que mal acompañado. A veces resulta ser la mejor opción.

Author

Benjamin Gaxiola Loya

Benjamin Gaxiola Loya (Hermosillo, Sonora, 16 de Marzo de 1970) es Profesor Universitario desde hace varios aÒos. De formacion Abogado e Historiador se ha desempeÒado ademas de la docencia y la abogacia, en el servicio publico y como asesor en el Poder Legislativo. En la administracion publica ha colaborado desde la Presidencia de la Republica y la Secretaria de Educacion Publica hasta la Secretaria del Ayuntamiento de Hermosillo recientemente, asi como en la Camara de Diputados del Congreso de la Union en la pasada legislatura y en la Camara de Diputados del estado de Sonora aÒos atras. Ha sido columnista en diferentes medios de comunicacion escritos de la localidad asi como analista en radio y television. De igual forma ha sido Secretario de la Sociedad Sonorense de Historia, A.C. asi como capacitador en tematicas educativas, politicas e historicas en distintas instituciones del sector publico y privado del estado.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top